La producción de la tercera película de Spider-Man en el MCU (Marvel Cinematic Universe) ha pasado por lo que podría describirse como una montaña rusa de altibajos.

La película ha estado en desarrollo desde la producción de Spider-Man: Homecoming en el 2017. Tras el final de Spider-Man: Far from Home donde la identidad secreta del héroe es expuesta al mundo, el comentario de Kevin Feige sobre la tercera entrega s0bre»una historia de Peter Parker que nunca antes se había hecho en una película» resultaron ciertos. Supusimos una historia diferente, pero nada cercano a lo que se está produciendo ahora.

Luego, en agosto del año pasado, hubo una disputa entre Marvel Studios / Disney y Sony con respecto al contrato que les permitía trabajar juntos. Incapaces de llegar a un nuevo acuerdo entre ellas, ambas compañías decidieron seguir caminos separados. Spider-Man estaba fuera del MCU.

Obviamente la noticia no fue bien recibida por los fans. Pero gracias a la insistencia de Tom Holland, quien habló personalmente con Bob Iger y Tom Rothman (las respectivas cabezas de las empresas), se retomaron las negociaciones. 

Poco tiempo después ambas empresas pudieron llegar a un nuevo acuerdo que retoma la producción de la tercera entrega con el mismo director y guionistas. Lo que permitirá a Tom Holland aparecer en otras películas del MCU y también poder interactuar con el universo que Sony está creando por su lado. 

La película tenía la intención de comenzar su producción a mediados de 2020 y pues…llegó COVID-19 para sabotear esos planes, forzando que la fecha de estreno fuera cambiada tres veces. Finalmente se acordó la fecha del 17 de Diciembre del próximo año y la producción pudo finalmente empezar en Octubre de este año. 

Una vez que comenzó la producción, se esperaba que todo procediera con normalidad, hasta que comenzaron a surgir nuevos reportes y rumores sobre el regreso de actores que habían participado en las películas anteriores de Spider-Man. 

Es evidente que tras el inesperado éxito de Spider-Man: Into the Spider-Verse de hace dos años, Sony le está apostando todo a una versión del Spider-Verse en acción real usando los actores y personajes de las películas que produjeron en el pasado. El Universo Cinematográfico de Marvel ha logrado conseguir muchas cosas que parecían imposibles en el tiempo que lleva activo. Pero ver las tres versiones cinematográficas de Spider-Man en acción real compartiendo la pantalla grande es una meta muy ambiciosa que pudiera superar sus logros pasados. 

Ahora, nos atrevemos a hacer la pregunta. ¿Será una buena película? Por un lado, cada versión de películas sobre Spider-Man no tiene un buen historial con sus terceras entregas. La versión de Tobey Maguire, no fue bien recibida por los fanáticos. La versión de Andrew Garfield ni siquiera llegó a una tercera película. Y por más que nos encante todo lo que está ocurriendo con la versión de Tom Holland, es algo tan ambicioso que fácilmente se les puede salir de las manos. Por otro lado, el trabajo que han hecho Kevin Feige y el resto de las personas de Marvel Studios hasta ahora es bastante bueno, por lo que sí merecen el beneficio de la duda.

Hemos pasado por todo tipo de emociones por la producción de esta tercera entrega sobre uno de los superhéroes más reconocidos y queridos de todo el mundo. No sabemos lo que nos espera hasta que finalmente llegue el día que nos sentemos y podamos disfrutar de esta película.